Entradas

Nuevas luces (CUENTO)

Me sostengo de la puerta del oscuro armario mientras un vestido cubre mi inadecuado cuerpo, es rosado como los pétalos de un cerezo, bellos fragmentos de belleza empujados por el silencioso e infalible viento hacia el abismo de la noche, con la luna como su única g uía. La rosada tela debería quemarme, debería hacer humear cada célula de mi piel, que a momentos se siente como la de otro ser humano que, alguna vez en el pasado, se sintió cómodo usando mi difusa identidad. Algo en lo más profundo del remolino que es mi mente debería estar relampagueando con una potencia sin rival en respuesta al mar de seda que ahora mismo me rescata de enfrentar al frío, donde se refugia la duda. Mis andares por el sendero de la vida me educaron para sentir un disgusto casi instintivo de estas nuevas sensaciones, uno asociado a una difuso y nebuloso códice que instruye caminar en una dirección que siempre encontré alienígena. Lo que sucede, sin embargo, es distinto. En una epifanía que deseo nunca termi

4 - La isla de los vientos prohibidos - Helen Velando (RESEÑA)

Imagen
Vientos, ranas, flores, mariposas y un mercader que no sabe donde vender. Si fuiste un niño o niña uruguayo/a en los inicios del dos mil e incluso antes, es muy probable que entraras en contacto (en un nivel literario) con varios autores infantiles que a esta altura son emblemáticos y recordados con cariño por gente de mi generación; estoy hablando de gente tan notable como Roy Berocay, Federico Ivanier, Susana Olaondo, Sergio López o la que nos trae esta reseña hoy, Helen Velando. Mucha gente creció con esta autora y nunca debería ser subestimado el impacto que ha tenido en la literatura infantil uruguaya; libros como Detectives en el parque rodó, Los cazaventuras y Misterio en el cabo polonio son una vista muy común en las bibliotecas de gente de mi edad que gustan de la lectura y no olvidaron sus raíces. Estoy seguro de que introdujo a mucha gente al mundo de la lectura y eso es muy loable. En mi caso, no tengo mucha experiencia con su bibliografía, y la poca que tuve,

3 - Dies Irae -Amantes Amentes- (RESEÑA TURRRBO)

Imagen
El gran guignol está a punto de comenzar... Buenas, hoy vengo a hablar de una novela visual que me gusta mucho. ¿Pero qué es una novela visual? " Una  novela visual  es un género de  videojuego  de  aventura conversacional  que presenta mayormente imágenes estáticas, usualmente con características artísticas de  anime  (aunque también puede ser opcional) . Estos están particularmente centrados en una historia, o contienen en sus escritos una narración similar a la de una  novela .   Las novelas visuales se diferencian de otros tipos de juegos por su jugabilidad extremadamente mínima. Generalmente la interacción del jugador en su mayoría se limita a dar clic para mantener el texto, gráficos o sonido en movimiento (algunos juegos recientes ofrecen la posibilidad de dar reproducir o adelantar haciendo esto incluso innecesario)." Katawa Shojo Generalmente, pero no siempre, las novelas visuales dejan al jugador tomar decisiones que afectan lo que sucede en e

Al otro día (CUENTO)

Imagen
 Abtei im Eichwald (Caspar David Friedrich, 1809) Ariadna sentía que se ahogaba mientras trataba de sostenerse al piso de madera que se quebraba y chamuscaba cada vez más. Una neblina blanca llenaba la habitación en la que se encontraba, y todos los cuerpos difusos que la rodeaban caían en precipicios de fuego, abismos que abrían sus fauces en el suelo como descontrolados portales al infierno. Aquel fenómeno de color blanco entraba por las ventanas abiertas de par en par como una criatura fantasmal e invadía los cuerpos de todos los seres presentes. Sentía que sus pulmones se disolvían poco a poco mientras su vértebra se resquebrajaba en una pasta negra y fangosa. Era un dolor fuerte, sin embargo, Ariadna sentía muy poco familiar la situación en la que estaba, como si hubiese sido insertada en esa horrible escena por una fuerza superior. Era como una extranjera en un país de las llamas. Mientras las sensaciones de quemadura llenaban su cuerpo generando horrendas ampollas en su

El gran asalto (Cuento)

Pietro arrastró su cuerpo por el pavimento mojado del callejón con el fin de buscar un soporte para levantarse. No había sufrido ninguna lastimadura mayor, pero, para reafirmar su siempre notable mala suerte, resbaló con un húmedo trozo de cartón de vino y cayó sobre su trasero golpeando su cabeza contra un contenedor de basura, quedando un poco aturdido. Sus compañeros corrían en una desordenada fila del edificio que habían saqueado hacía ya unos pocos minutos, sin siquiera ayudarlo a levantarse. El jefe, antes de la operación, afirmó que no habría problema, pues ya se había internado varias veces en el lugar para robar, sin embargo, luego de quince minutos, algo sucedió en el tercer piso que hizo que el jefe ordenara que huyeran del lugar con prisa. Pietro no vio aquello que motivó esta extraña orden, pero debía cumplir los mandatos sin chistar. El jefe estaba blanco cuando vino corriendo del pasillo, como si hubiese visto un fantasma. Mientras Pietro se intentaba levantar, sostenié